Blog

Amigas

¡Lloremos juntas…AMIGA!

Uno de esos días en los que crees que el mundo se te viene encima, me llamó una amiga diciéndome que quería charlar conmigo, sintiéndome en el peor de los ánimos le conteste “Honestamente en estos momentos no tengo ganas de hablar…solo de llorar”, a lo que ella me contestó “¡Pues lloremos juntas!”, cuanto me cautivaron sus palabras, no me dijo “Te llamo luego”, no me preguntó “¿Qué te pasa?”  y trató de resolver mis problemas, y mucho menos trató cordialmente de huir de mi pésimo estado de ánimo. Respetó mis sentimientos y simplemente me hizo sentir acompañada. Obviamente, lo menos que hicimos esa noche fue llorar, pero hasta ahora lo recuerdo con lágrimas en los ojos.

Cuando creces, recibes el clásico consejo de que “Cuando encuentras a una amiga, encuentras un tesoro”, yo les puedo decir que en ese sentido me confieso millonaria! Pero millonaria de verdad, porque Dios me ha dado la dicha de “mostrarme” a mis verdaderos amigos, ha separado “los mansos de los cimarrones”. También millonaria, porque no tengo una sola, sino muchas amigas. Una persona una vez se rió cuando le dije que “Tengo muchas mejores amigas”, me preguntó, “si es mejor, ¿Cómo puede ser muchas?

Pues les explico, veo a las amigas como a los libros, las personas que disfrutamos de leer, siempre tenemos varios libros a mano en respuestas a nuestros variados estados de ánimo. Asimismo son las amigas, hay amigas con las cuales te puedes pasar horas hablando de muchos temas, hay otras con las cuales te puedes pasar horas en silencio compartido, hay amigas que siempre tienen una respuesta para tus necesidades mientras hay otras con las cuales casi nunca te juntas pero cuando lo haces es como si el tiempo no hubiera pasado, estas tan a gusto con ellas como el primer día.

También existen las amigas reporteras, esas a las que les tienes que rendir cuentas de todo tu día y ¡Ay! de ti si se te olvida algún detalle. En fin, cuando comes el fruto del árbol de la amistad tu vida se vuelve más rica y completa. Estas amigas se convierten poco a poco en amigas-hermanas, pero tampoco nos podemos olvidar de las hermanas-amigas, estas son de otra especie, con ellas has crecido, te has peleado hasta más no poder, saben todo de tu vida y también se vuelven parte esencial de ella.

¿El común denominador?, el sentimiento de amor profundo, esa persona que te conoce y no te juzga, esa persona que te critica con amor justo cuando no quieres escucharlo, que te escucha cuando estas enojada con tu pareja, con tus hijos, pero que es lo suficientemente inteligente para no criticarlo y ¡Mucho menos ponerse de su parte!

Amiga es solo un gesto o una mirada para decirlo todo, es ese sentimiento de comodidad sin ser tu propia piel, esa persona que te acompaña en tu vida, que comparte contigo el envejecimiento y la partida de tus padres, que se hace presente sin sentirlo en los momentos más difíciles y que ríe a carcajadas de alguna tontería que solo ustedes podrán entender. Amiga es ese aliento de vida en tu alma, tu espíritu, amiga es esa que toca a tu puerta y te dice “¡Aquí estoy!”. Sí, soy una millonaria de amigas, y si tu no lo eres empieza a buscarlas, porque la vida es muy triste sin amigos y además ¡Mucho más aburrida!

Dedicado a las personas que valoran a los amigos.

1.036 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>