Blog

Redes sociales & internet, vitrinas del negocio actual

En un estudio realizado por la Universidad Javeriana de Colombia, se define a las vitrinas como “un espacio intervenido que muestra un mundo particular conformado por una serie de objetos que están ahí expuestas con un solo objetivo, atrapar la atención y ser vendidos!”. Creo que la mayoría de las personas estarían de acuerdo con esta definición y están tan acostumbradas al término que probablemente ni cuenta se habían dado que el objetivo fundamental de las vitrinas es persuadir al cliente para que compre.

Ahora este concepto está tan generalizado en la sociedad de comercio que es difícil imaginarnos como sería una tienda sin vitrinas, hasta el punto que es muy común el término de “windows shopping” para denotar aquellas personas que, sin intención de comprar, se pasean por los centros comerciales solo para ilusionarse con tal o cual articulo o servicio.

Es interesante conocer que el origen de las vitrinas surge de la necesidad de destacar y vender un producto, luego de la revolución industrial que multiplicó la oferta de productos por lo tanto se tenía que ver nuevas formas de llegar a la demanda y hasta “crear” necesidades para determinados producto o servicio. Y la mejor manera de hacerlo es cautivando nuestros sentidos, ilusionándonos, crear una sensación de placer al nosotros poseer ese producto.

La serie de televisión Mr. Selfbridge capta muy bien el concepto de las vitrinas, Mr. Selfbridge, un visionario y emprendedor de Londres del 1909, crea una de las primeras tiendas por departamentos de la ciudad y basa toda su confianza en el impacto que causaran sus “vitrinas”.

Las vitrinas crean un escenario, cuentan una historia, te transportan hacia un estado emocional deseado, artistas famosos como Salvador Dali, Andy Warhol o Maurico Sendak han cautivado al público con sus obras de arte en vitrinas. En épocas especiales como navidad, otoño, primavera, se acumulan decenas de personas enfrente de importantes tiendas en ciudades como New York, Madrid o Milan, solo para admirar la belleza de sus vitrinas. Pero al final, el objetivo de las vitrinas es VENDER.

Veamos un extracto del libro “The Art of decorating good windows (1900)” :

¿Cómo una vitrina puede vender un producto? Colocándolos ante el público de una forma que el observador sienta deseos de poseerlo y entre a la tienda a comprarlo. Una vez dentro, el cliente puede ver otras cosas que le guste, y no importa cuánto compre en la tienda, el logro de esta venta se debe a las vitrinas”.

Al final ese es el objetivo de las vitrinas, despertar los sentidos del comprador para hacer de su producto o servicio una necesidad y motivarlo a un cierre final.Para esto, los llamados “window dressers” utilizan muchas herramientas como iluminación, color, orden, tecnología, manejo de espacios, simplicidad, todo basado en técnicas psicológicas dirigidas a despertar nuestros sentidos, a identificarnos con el producto, a persuadirnos para tomar una decisión de compra.

¿Debemos ver a los medios sociales y el internet como las vitrinas de los negocios modernos?

Por la exposición que nos da, por la generalización de su uso y su fácil acceso público, debemos considerarlos como las vitrinas de los negocios modernos.

Esto significa, que cuando estemos creando nuestro website o nuestra campaña de medios sociales tenemos que tener en cuenta los mismos elementos psicológicos y de imagen que se toman en cuenta para crear una vitrina. Por ejemplo, no se nos ocurriría jamás acumular zapatos en una vitrina uno arriba de otro, sin orden, sin decoración ni diseño, pues esto es lo que hacemos cuando en nuestro website ponemos información desmedida sin lógica ni orden. Tampoco dejaríamos una vitrina sin cambiarla de acuerdo a la temporada o a los productos que deseamos destacar por más tiempo del adecuado. Esto es lo mismo que pasa cuando no actualizamos nuestra página y nuestra información. Mucho menos, mezclar productos de niños, damas, caballeros, todos unos arriba de otros, pues este es el efecto que conseguimos cuando no categorizamos nuestros productos o servicios en nuestro website.

Las redes sociales & el internet, pueden servirnos de mucho para motivar a nuestros clientes a comprar, a entrar en nuestra tienda virtual, pero para ello debemos tomar en cuenta los elementos necesarios para lograr esa motivación, ese despertar de nuestros sentidos. Cuando ponemos productos directamente a la venta en las redes sociales es como poner un letrero en una tienda que diga “entre y compre”.

Elementos fundamentales como organización, diseño, creatividad, contenido, claridad, etc., deben de estar presentes en la conceptualización de nuestras redes sociales y nuestro website, para poder lograr prender esa chispa en nuestros cerebros que nos cautiven y nos crean esa “necesidad” de poseer un producto. Así que dele una mirada profunda a sus redes sociales y a su website y pregúntese,  ¿ es este el mensaje que quiero mandar de mi producto o servicio?¿ Es esta la vitrina que le hace justicia?, y siempre recuerde el dicho popular ¡lo que no se exhibe, no se vende!.

2.951 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>