Consultando

¿Cómo ayudo a mi hijo a adaptarse a su nuevo colegio?

Es de esperar que los padres se sientan preocupados cuando su hijo va a un colegio por primera vez y que tengan cuestionamientos tales como: ¿Le gustará?, ¿Nos echará de menos?, ¿Qué pasa si no se adapta? También, los niños enfrentan este primer día de clases diferente dependiendo de factores como su personalidad, experiencia previa y la forma en que se ha trabajado el tema en la familia. Es por esto que, los padres son el principal apoyo del niño/joven y es indispensable mantener la calma y la confianza en las habilidades de su hijo. ¡Tranquilidad y organización es la clave!

¿Qué hacer antes del primer día?

  • Háblele del significado de esta nueva experiencia escolar; lo importante y entretenido que es aprender y conocer amigos.
  • Lean cuentos sobre niños/jóvenes que empiezan la escuela. Puede narrarle historias y anécdotas de su propia vida escolar y/o de sus hermanos, si tiene.  Si su hijo va a un colegio en un país diferente al que viven, lean libros sobre la historia y cultura de ese país. Comenten los hábitos similares y diferentes que existen entre el país donde viven y el país donde van a mudarse.
  • Escuche las inquietudes que tenga su hijo; sea empático con él y responda sus dudas.
  • Intégrelo en la compra de materiales y uniformes; dele la oportunidad de elegir, dentro de su presupuesto, lo que más le gusta.
  • Es importante que el niño/joven conozca el colegio antes del primer día de clases; si es posible, también el aula y la profesora asignada a su grupo.
  • Si conocen algunas familias con hijos que asisten a ese mismo colegio, puede invitarlos a la casa o a un lugar de diversión para compartir una actividad recreativa.
  • Debe explicarle que compartirá un sin número de juegos con sus amigos, pero que a la vez tendrá que seguir reglas y cumplir una rutina.
  • Forren los libros y señalicen todos los materiales juntos. Organicen la mochila y su uniforme.
  • Conversen sobre las meriendas que va a llevar y/o comprar en el colegio nuevo. Fomente el hábito de ingerir alimentos saludables durante la jornada escolar.
  • Modifique los hábitos y horarios de dormir y comer que su hijo; ajuste los mismos a las necesidades escolares del centro educativo al que va a asistir.

El Primer día en su nuevo colegio:

  • Acueste a su hijo temprano. Explíquele la rutina que van a seguir el siguiente día.
  • Levántelo temprano para que puedan desayunar con calma.  Intente al máximo que las mañanas sean bien agradables.
  • Lleguen al colegio temprano para que puedan contactar a las personas responsables en el colegio de ayudarles con el proceso de llegar al aula y de realizar las gestiones pertinentes.
  • Es recomendable que los padres acompañen al niño hasta el salón de clase; se sentirá más confiado y seguro.
  • Al llegar al aula, preséntese con la profesora. Conversen brevemente sobre su hijo y la rutina que va a seguir.  Esto dará confianza a su hijo, ya que permitirá establecer una relación madre-padre/profesora/hijo.
  • Despídase, aunque llore. Esto debe ir disminuyendo a medida que pasan los días y su hijo se familiarice con el ambiente.  No debe alargar el momento de la despedida. Evite mostrarse angustiado al despedirse.
  • Coméntele la hora a la que va a volver a buscarlo y explíquele que durante ese tiempo va a realizar divertidas actividades con sus amigos y profesoras.
  • Dedique tiempo luego de recogerlo, para compartir su experiencia del día.
  • Según el colegio seleccionado, la profesora y los demás profesionales seguirán la rutina de adaptación establecida en ese centro.

Recordar que:

Esta primera jornada, y quizás toda la primera semana, debe ser uno de los padres, o ambos, quienes vayan a dejar y a retirar el niño/joven al colegio; de esta forma lo motivan y trasmiten seguridad.

Si el niño/joven empieza a llorar y da muestras de no querer quedarse en el colegio, usted debe cederle la autoridad a la profesora/profesionales asignados y retirarse del lugar; explicando antes a su hijo, que va a aprender y tener amigos nuevos con los cuales compartir y jugar. Pronto veremos que los temores y angustias van quedando atrás y que desarrollará la capacidad de adaptarse a nuevas situaciones; algo que tendrá que hacer repetidas veces a lo largo de su vida.

Los días siguientes debemos mostrar la misma actitud tranquila del primer día. Recuerde, que somos los adultos los que modelamos los comportamientos a los niños/jóvenes y mientras más serenos estemos, mayor paz vamos a transmitirles. Cada vez que conversen sobre las experiencias en el nuevo colegio, debe mantener una actitud positiva y alegre, porque inconscientemente esta se transfiere al niño/joven y de igual forma vivirá su experiencia escolar en el nuevo colegio.

2.981 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>